ARTENATIVO
Buscar:
Plantilla bastidor
Montar lienzo en bastidor

montar-bastidorUn lienzo enmarcado es delicado y requiere un área de almacenamiento adecuado para protegerlo de posibles daños. El área de almacenamiento adecuado permite que el lienzo enmarcado esté de pie sobre el borde y se apoye contra los lados del bastidor. Un bastidor de lienzo enmarcado deja expuesta sólo la parte estrecha de los marcos del lienzo. Un bastidor es conveniente para el almacenamiento de lienzos terminados o sin terminar. Construye un bastidor de lienzo enmarcado usando madera de pino de construcción y madera contrachapada. Asegura la madera y la madera contrachapada juntas con tornillos para madera normales.

Necesitar

[important]

      • Cinta métrica
      • 4 tablas de pino, 2 por 4 por 32 pulgadas (5 por 10 por 80 centímetros)
      • 4 tablas de pino, 2 por 4 por 20 pulgadas (5 por 10 por 50 centímetros)
      • Madera contrachapada, 1/4 de pulgada (0,625 centímetros), 32 por 48 pulgadas (80 por 120 cm)

[/important]

 

  1. Coloca dos tablas de 32 pulgadas (80 centímetros) sobre el borde, paralelas y a 20 pulgadas (50 centímetros) de distancia. Coloca dos tablas de 20 pulgadas (50 centímetros) entre ellas sobre el borde y en ángulo recto con las tablas de 32 pulgadas (80 centímetros). Espacia las tablas 20 pulgadas (50 centímetros) de modo que sus lados estén a ras con los extremos de las tablas 32 pulgadas (80 centímetros). Atornilla a través de las tablas de 32 pulgadas (80 centímetros), dentro de los extremos de las tablas 20 pulgadas (50 centímetros). Utiliza ocho tornillos de 3 pulgadas (7,5 centímetros) para esta tarea y repite este paso. Estos son los lados de tu bastidor de lienzo enmarcado.

  2. Coloca los dos bastidores de modo que cada uno esté de pie sobre una tabla de 32 pulgadas (80 centímetros) y paralelos. Separa los bastidores a 45 pulgadas (112,5 centímetros) de distancia. Coloca la madera contrachapada de 1/4 de pulgada (0,625 centímetros) de grosor en la parte superior de las tablas de 32 pulgadas (80 centímetros) de modo que los bordes estén al ras con los lados. Atornilla a través de la madera contrachapada y dentro los laterales con cuatro tornillos de 3 pulgadas (7,5 centímetros) por cada lado.

    Coloca los lados de modo que estén descansando sobre las tablas de 20 pulgadas (50 centímetros) y el borde de 48 pulgadas (120 centímetros) de la madera contrachapada. Coloca la última hoja de madera contrachapada encima de la parte inferior de las dostablas de 20 pulgadas (50 centímetros) de modo que los bordes de 20 pulgadas (50 centímetros) estén al ras con los bordes de las tablas. Atornilla a través de la madera contrachapada y dentro las tablas utilizando cuatro tornillos de 2 pulgadas (5 centímetros) para cada tabla. Este es el fondo de tu bastidor de lienzo.

Pinceles
Estuche para pinceles

Si te atrae la pintura seguro que alguna vez habrás visto unos estuches de madera para guardar pinceles. Se trata de una especie de rollo hecho con palillos de madera que venden en algunos establecimientos de bellas artes. Tienes dos opciones: comprarlo o fabricarlo tú mismo. Lee los pasos que doy a continuación y verás qué fácil es hacer un estuche para pinceles de fabricación casera. Así serás un verdadero artista!

Instrucciones


  1. En un bazar compra un mantelillo de madera de los que venden como manteles individuales para colocar el plato y los cubiertos. Elige uno con palillos de madera finos.
  2. Encontraras de todos los colores aunque el tono madera natural es el más auténtico.
  3. En una mercería compra una goma fina. Mide la largura del mantelillo y compra 5 veces su largura.
  4. En la mitad superior del mantelillo, ves pasando la goma entre los palillos de madera en zigzag, de manera que cruces todo el mantelillo de un lado a otro.
  5. Repite lo mismo en la mitad inferior. Ahora con el mantelillo abierto verás que tienes dos hileras de gomas que coinciden arriba y abajo.
  6. Introduce cada pincel entre dos gomas dejando las cerdas hacia arriba. También puedes guardar lápices.
  7. Para sujetar brochas y espátulas, da más ancho a las gomas en algunos puntos del zigzag.
  8. Para terminar, puedes coser una cuerda de cuero o un lazo en uno de los extremos. Así cuando enrolles el mantelillo podrás darle varias vueltas y atarlo para que no se abra.

 

[important]Necesitas


  • un mantelillo de madera de palitos finos
  • una goma elástica fina

[/important]

 

[notice]

Consejos


  • Asegúrate de secar bien los pinceles antes de guardarlos y guarda el estuche con las cerdas hacia abajo para que no retengan humedad.

 

[/notice]

Limpieza de pinceles

Conocer la mejor manera de limpiar los pinceles es muy importante si no quieres estar comprando pinceles continuamente. Desde la infancia, es importante aprender a cuidar el material e incluir la limpieza de los pinceles como parte de una divertida clase de pintura. Si aprendes a limpiar tus pincelescorrectamente después de utilizarlos, verás como podrás disfrutarlos en el futuro.

 

Instrucciones


  1. Utiliza cada pincel para un tipo de pintura diferente. En el mercado existen pinceles específicos para cada clase de pintura.
  2. Mantén los pinceles húmedos mientras trabajas la obra.
  3. No apoyes los pinceles en el fondo del bote con agua o disolvente o las cerdas terminarán aplastándose.
  4. En tiendas de bellas artes puedes encontrar unos soportes para pinceles que consisten en un cubo metálico con una espiral en la parte superior, que te permite enganchar el pincel y dejar que la punta se moje dentro del bote, evitando que se aplaste.
  5. Si has empleado pintura al óleo, retira primero el exceso de pintura con un papel absorbente (o de periódico) o un trapo, presionando con los dedos desde la raíz hasta las puntas de las cerdas.
  6. Límpialo con aguarrás o disolvente y después con agua caliente y jabón de lavavajillas hasta que el agua salga limpia. Este jabón antigrasa es muy útil porque ayuda a eliminar el aceite.
  7. Si has utilizado pintura acrílica, limpia los pinceles con agua caliente y jabón de lavavajillas o jabón neutro. Ponte jabón en la palma de la mano y frota el pincel a círculos, de manera que haga espuma.
  8. Presiona con los dedos la raíz de las cerdas para que no se acumulen restos de pintura y evitar que se hinche en un futuro.
  9. También puedes emplear pastillas de jabón artesano del que se fabrica con restos de grasa. Frota el pincel en círculos directamente sobre la pastilla.
  10. Si has pintado con acuarelas, lava el pincel con agua y un jabón suave y guárdalo protegiendo sus finas cerdas.
  11. Con un trapo, seca bien los pinceles antes de guardarlos, siempre de la raíz a la punta.
  12. Guarda los pinceles de modo que las cerdas no se aplasten o se deformarán. Déjalos inclinados con las cerdas hacia abajo para que el agua tienda a bajar.
  13. Es preferible que no los almacenes en un bote con las cerdas boca arriba a no ser que estén completamente secos.

 

[important]Necesitas


  • pinceles
  • aguarrás o disolvente
  • agua
  • jabón de lavavajillas o neutro
  • trapos
  • papel absorvente o de periódico
  • soporte para pinceles

[/important]

 

[notice]Consejos


  • Con un mantelillo de madera puedes fabricar un estuche para tus pinceles.

[/notice]